50 Sombras, capítulo 11. “Pobre alma en desgracia”

El análisis de este capítulo comprende de la páginas 141 a la 158

Hemos dejado a Anastasia leyendo el contrato. Básicamente es mucho vocabulario administrativo con el que se explica que Grey es el amo y ella es la sumisa durante 3 meses de viernes a domingo, tras los que, si no están contentos, se pueden mandar a tomar por saco. Todas las normas y reglas de sumisión que explica estarían bien de no tener Ana ninguna duda, pero desde el momento en el que ella no está muy segura es cuando cruzamos la fina línea entre masoquismo y maltrato. Por poner un ejemplo, esto: “El Amo puede azotar, zurrar, dar latigazos y castigar físicamente a la Sumisa si lo considera oportuno por motivos de disciplina, por placer o por cualquier otra razón, que no está obligado a exponer.” Dentro de los roles amo/sumisa bien y guay, siempre que los dos lo deseen. Y no es el caso. Es que no me gusta nada de nada la situación.

Y a más leo, más segura estoy que este rollito no está hecho para mí: “La Sumisa no se tocará ni se proporcionará placer sexual sin el permiso del Amo.” Teskiyá por ahí…

Como es obvio tienen palabras de seguridad, “amarillo” cuando vea que la cosa se pone chunga y “rojo” cuando ya está chunga del todo. A lo semáforo, precaución y stop.

Controla absolutamente todos los aspectos de la vida de Anastasia, desde cuándo y cómo tocarse hasta la ropa, el sueño o lo que tiene que comer. Y bueno… que tenemos fisting vaginal y anal en la lista de prácticas a aceptar. Fieshta.

Y aquí tenemos el problema. Se lo ha leído y esta es su reacción inicial.

Me da vueltas la cabeza. ¿Cómo voy a aceptar todo esto? Y al parecer es en mi beneficio, para que explore mi sensualidad y mis límites de forma segura… ¡Por favor! Es de risa. Servirlo y obedecerlo en todo. ¡En todo! Muevo la cabeza sin terminar de creérmelo.

Una persona que vaya a vivir de esta manera no puede, o al menos no debe, tener dudas. Es algo muy extremo como para decir “bueno a ver qué pasa”. Es que puede salir peor que mal, es que puede ser un completo desastre y hasta crear un trauma en la persona. Pero ahí está, replanteándoselo. Es que me recuerda a Ariel, que la lía parda por firmar lo que no sabe.

No, no, no puedo. Me cubro la cara con las manos. No es manera de mantener una relación

Y lo peor, es que va a terminar firmando. Porque no se puede ser más triste que Anastasia Rose Steele.

La diosa que llevo dentro no deja de dar saltitos y palmas como una niña de cinco años. Por favor, di que sí… si no, acabaremos solas con un montón de gatos y tus novelas por única compañía.

Resultado de imagen de crazy cat lady simpsons gif

Todos sabemos que para ser felices necesitamos pareja, porque una mujer que viva sola toda su vida acompañada de gatos es una perdedora y una triste. ¡Vete a mamarla! Cuando creo que no me puede caer peor, va y me sorprende. Ojalá firme y se vea en la mierda más grande. Se lo merece por gilipollas.

A la mañana siguiente le llega un paquete, Es un MacBook Pro. Esto de salir con ricos tiene su parte interesante. Nada más instalarlo ve que tiene un mensaje de Grey en la cuenta que él le ha creado, (porque ni eso tenía Anastasia), y empiezan a hablar por email, (hola, skype). Se pone tonta porque “¡Me ha escrito e-mails!” ¡Jopetas tía, qué fuerte! ¡Ayer me metió el rabo pero es que tengo un correo de Chrsitian Grey!

Resultado de imagen de girls scream gif

Se ha arreglado con José y se ha ido a casa a investigar sobre el BDSM. Y Grey le dice que mire en Wikipedia, que supongo yo que debe ser la página más fiable del mundo sobre el tema y con más información. No debe de haber páginas especializadas, no, qué va. La escritora se lo podría haber currado un poco, pero tampoco vamos a pedirle peras al olmo, ¿verdad?

Y como más de la mitad del capítulo se me ha ido en contrato, se acabó.

Hasta ahora tenemos:

  • Un contrato que no está hecho ni para Ana ni para Ariel.
  • Emails chorras que me da van a ser un recurso en lo que queda de libro.
  • Una protagonista que cada vez estoy más segura de que vota a Trump. Esperemos que en un arrebato, no deporte a José.

No sé si es mi impresión o qué pero a veces los capítulos son ultra largos y este es ridículo de corto. Bueno, si todos son así, al menos acabo rápido. 

boton50

Anuncios

2 comentarios en “50 Sombras, capítulo 11. “Pobre alma en desgracia”

  1. Uuuffff, chica… me caes peor que una de mis ex-amigas… y eso ya es decir tela… que pava, que idiota y que poquito sabes de la vida, es la típica princesita tonta… anda, ome, váyase usté al Triángulo de las Bermudas de vacaciones… (lo cual conlleva que no vuelva :] )… como opinión personal, creo que tienes demasiada fuerza y ovarios… yo lo habría dejado al primer “uau”…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s